4 de octubre: San Francisco y Kuthumi

image_pdfimage_print

Hoy 4 de octubre la iglesia católica celebra el día de San Francisco de Asís.

Nacido con el nombre de Giovanni di Pietro Bernardone; en Asís, actual Italia en 1182 fue un religioso  fundador de la orden franciscana.

Cuenta sobre su vida en la página www.biografiasyvidas.com:

“Casi sin proponérselo lideró San Francisco un movimiento de renovación cristiana que, centrado en el amor a Dios, la pobreza y la alegre fraternidad, tuvo un inmenso eco entre las clases populares e hizo de él una veneradísima personalidad en la Edad Media.

Hijo de una familia acomodada, de un comerciante de telas llamado Pietro,  en la primavera de 1206, tuvo San Francisco su primera visión. En el pequeño templo de San Damián, medio abandonado y destruido, oyó ante una imagen románica de Cristo una voz que le hablaba en el silencio de su muda y amorosa contemplación: “Ve, Francisco, repara mi iglesia. Ya lo ves: está hecha una ruina”. El joven Francisco no vaciló: corrió a su casa paterna, tomó unos cuantos rollos de paño del almacén y fue a venderlos a Feligno; luego entregó el dinero así obtenido al sacerdote de San Damián para la restauración del templo.

Esta acción desató la ira de su padre; si antes había censurado en su hijo cierta tendencia al lujo y a la pompa, Pietro di Bernardone vio ahora en aquel donativo una ciega prodigalidad en perjuicio del patrimonio que tantos sudores le costaba. Por ello llevó a su hijo ante el obispo de Asís a fin de que renunciara formalmente a cualquier herencia. La respuesta de Francisco fue despojarse de sus propias vestiduras y restituirlas a su progenitor, renunciando con ello, por amor a Dios, a cualquier bien terrenal.

A los veinticinco años, sin más bienes que su pobreza, abandonó su ciudad natal y se dirigió a Gubbio, donde trabajó abnegadamente en un hospital de leprosos; luego regresó a Asís y se dedicó a restaurar con sus propios brazos, pidiendo materiales y ayuda a los transeúntes, las iglesias de San Damián, San Pietro In Merullo y Santa María de los Ángeles en la Porciúncula. Pese a esta actividad, aquellos años fueron de soledad y oración; sólo aparecía ante el mundo para mendigar con los pobres y compartir su mesa.

San Francisco de Asís predicaba la pobreza como un valor y proponía un modo de vida sencillo basado en los ideales de los Evangelios. Hay que recordar que, en aquella época, otros grupos que propugnaban una vuelta al cristianismo primitivo habían sido declarados heréticos, razón por la que Francisco quiso contar con la autorización pontificia. Hacia 1210, tras recibir a Francisco y a un grupo de once compañeros suyos, el papa Inocencio III aprobó oralmente su modelo de vida religiosa, le concedió permiso para predicar y lo ordenó diácono.

La sencillez y humildad del pobrecito de Asís, sin embargo, acabó trascendiendo su época para erigirse en un modelo atemporal, y su figura es valorada, más allá incluso de las propias creencias, como una de las más altas manifestaciones de la espiritualidad cristiana.”

Quizás algunos recuerden una película bastante viejita pero linda sobre su vida y la de Santa Clara de Asis -fundadora de la rama femenina de la Orden conocida como las Clarisas-, llamada Hermano sol, hermana luna.

 

Este mismo ser, según la Gran Hermandad Blanca es una encarnación conocida del  Maestro Kuthumi, y según Margarita Londoño

“El Maestro Kuthumi es el director del departamento del Cristo de la Tierra, del Rayo Dorado; el Instructor del Mundo, Maestro de Ángeles y humanos, encargado de que toda la humanidad conozca su Cristo Interior; es uno de los seres de mayor Amor, Humildad y Sabiduría que ha vivido en la Tierra, y con su Llama Triple tan inmensa, tiene parte de su Ser dentro de nosotros, como el Cristo.

Bajo su dirección están los directores, prelados y dignatarios de las grandes religiones, como el cristianismo –griego, romano, anglicano y demás denominaciones–, el Islam, el Judaísmo, el Hinduismo, el Budismo y los Sikhs, y los que instruyen Enseñanza Espiritual. Misionero de la escuela de la humildad y del entendimiento, intenta transformar los dogmas religiosos y hacer a las iglesias conscientes de la venida del Cristo en el corazón de cada quien. 

(…)De acuerdo al evangelio de Acuario, los tres magos que siguieron la estrella de Belén se llamaban Hor, Lun y Mer. Estos tres eran parte de la orden de los magos, una secta Zoroastra dirigida por tres jefes magos, Melchor, Gaspar y Baltasar.

Baltasar era el Maestro Kuthumi, quien llevó el obsequio del incienso, Melchor el Maestro Morya, y Gaspar el Maestro Dwjal Khul El Tibetano, durante esas encarnaciones.”

 

Muchos siglos más tarde el Maestro Kuthumi reencarnó como el italiano Francisco de Asís, de quien ya les conté.

La llave tonal del Maestro Kuthumi es Kashmir Song (Canción de Cachemira) de Amy Woodforde-Finden

Están conectadas con sus radiación la melodía cristiana Señor hazme instrumento de tu paz, y la versión de la misma obra de John Rutter y el tema de la película Hermano Sol Hermana Luna.

 

 

Finalmente, les recuerdo que para contactar con los Maestros, hay algunas formas simples, por ejemplo, escuchando las melodías que sintonizan con su vibración y pidiendo desde el corazón ser oidos, Pueden solicitar visitar su RETIRO ETERICO en la noche al ir a descansar. Cada uno elige la manera que le resuene internamente, Ellos siempre escuchan y responden.

Bendiciones siempre!

 

 

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. Eily Quiroz dice:

    Me encantas las melodias, son muy lindas y relajantes…gracias

  2. janet dice:

    Gracias una bella historia de San Francisco

  3. Gloria Herron Perez dice:

    Maravillosa información,. tocò mi alma y solo me queda decir gracia ! sigan siendo bendecidos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *