Despierta la magia

image_pdfimage_print

En nosotros mora un mago, un hacedor secreto, que a veces ni nosotros mismos tenemos en cuenta.

La palabra MAGIA deriva del latín que la tomó del griego y probablemente del antiguo persa magush, que contiene la raíz magh-, ‘ser capaz’, ‘tener poder’, haciendo referencia a la antigua casta sacerdotal persa y a su vez del sánscrito maga, ‘ilusión’, de la raíz may, ‘obrar’, ‘mover. Miren cuantas connotaciones en este vocablo!

La rutina diaria, nuestro ego, nuestra mente, limitan nuestro poder. No es sencillo volver a reconectar con la Fuerza que guía todo el Cosmos. Somos parte de esa fuerza, pero hay q volver a abrir el corazón. Desde este espacio sagrado surge la fuerza creadora y poderosa que nos conecta directamente a la Fuente, tanto en el Cielo como en la Tierra.

Encuentrate con el silencio. Encuentrate con tu magia interna.
Que cada día, sea como el primer día de tu vida, vive con esa intensidad.
Mira todo como si fuera la primera vez.
Despierta Maga divina, despierta Mago sagrado.

La Magia es la música del alma hecha canción…
Bendiciones de mi corazón al tuyo, Verónica Heiland.

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. Mònica Mena dice:

    Así es , vivir día a día como si fuera el primero, sacar de nuestro yo interno todo lo bueno que hay y divulgarlo, sanar mentes, cuerpo y alma… para que otros sientan lo divino que es la vida, que no han sabido a provechar solo ven lo que quieren ver…

    Dios te bendiga

  2. armando dice:

    Hola Verónica gusto en saludarte esta bonito tu tema de MAGIA solo aquellos que logren ascender a la quinta dimensión podrán conocer la Magia ya que dos terceras partes de la humanidad va padecer los cataclismos de la tierra…que tristeza es vivir amenazado por las leyes divinas….Dios te bendiga…Armando ♌

    • Verónica Heiland dice:

      los cataclismos son reacomodamientos necesarios y seguirán los que estén listos para ello, pero yo no siento estar amenazada por leyes divinas. La Fuente divina no nos amenaza ni castiga, somos nosotros los creadores – atractores de lo que nos sucede. Bendiciones querido Armando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *