Ejercicio de bienestar: El Torrente de apreciación

image_pdfimage_print

Hay una querida alumna que en estos días perdió a su perrito. Sus mensajes son del estilo: “Sufro por pensar que esté pasando hambre, solito, en la noche, que esté mal, etc…” Por supuesto que en este bendito universo todo es posible. Pero si ponemos nuestros pensamientos enfocados en lo mal que lo puede estar pasando, en lugar de por ejemplo, creer que quizás alguna persona caritativa lo ha recogido y busca a sus dueños, que lo alimentan y cuidan, no creen que será mucho mas beneficioso tanto para el perrito como para quien lo busca? Porque hacer las cosas desde el sufrimiento siempre atraerá más de lo mismo.

Con todo mi amor, dedicado a vos mi querida, en lugar de que tu vida sea un tango melancólico bailate una salsita caliente y arriba el ánimo! Este es un ejercicio muy potente, que debe ir repitiendose cada día, sin prisa y sin pausa, hasta hacer cambios en el mecanismo que nuestra mente tiene para enfrentarse a las situaciones.

“Aunque no comprendas nada sobre la Ley de Atracción, aunque no sepas nada sobre tu conexión con tu Fuente de Energía, el hecho de practicar este proceso hará que practiques «el arte de permitir» sin darte cuenta, y todo cuanto hayas identificado como objetos que deseas empezará a fluir hacia tu experiencia.

Cuando estés predispuesto a apreciar lo que te rodea, tu vibración no contendrá resistencia alguna. Ten presente que el nivel de resistencia que alcanzas te impide conseguir tus deseos. Cuando practicas el «Torrente de apreciación» ajustas tu frecuencia vibratoria a un nivel que favorece que obtengas lo que has pedido. Lo has pedido durante cada día de tu experiencia y la Fuente ha respondido, sin excepción. Y ahora que estás predispuesto a apreciar lo que hay a tu alrededor, estarás también predispuesto a recibir.

Al principio, te recomendamos que dediques 10 o 15 minutos al día a practicar este proceso. Al cabo de unos días, cuando compruebes el gozo que te produce alcanzar deliberadamente y mantener una vibración elevada, lo practicarás muchas veces cada día, durante unos segundos cada vez, en diversas situaciones, porque te produce una sensación muy placentera. Por ejemplo, mientras haces cola en la oficina de correos, puedes pensar:

  • Este edificio es precioso. Lo tienen muy limpio.
  • Me gusta que el empleado sea tan amable.
  • Aprecio la forma en que esa madre interactúa con su hijo.
  • Esa chaqueta es muy elegante.
  • Mi jornada se está desarrollando muy bien.

Mientras te diriges en coche a tu trabajo, puedes pensar:

  • Me encanta mi coche. Esta nueva carretera es estupenda.
  • Aunque llueve, llegaré puntual.
  • Me encanta lo seguro que es este vehículo.
  • Me siento agradecido por tener un trabajo.
  • No hay semáforos que ralenticen el tráfico. El trayecto dura menos que antes, etc.

Cuando te acostumbres a buscar cosas que puedas apreciar, comprobarás que tu jornada está repleta de ellas. Tus pensamientos y sensaciones de apreciación fluirán de modo natural. Con frecuencia, cuando experimentes un sentimiento de profunda apreciación por alguien o algo sentirás que se te pone la piel de gallina  y esa sensación confirmará que estás alineado con tu Fuente.

Extracto de Cuadernos de Pide y se te dará de Abraham- Hicks.

Bendiciones siempre!

Se puede compartir respetando el texto y la fuente www.puentedeluz.org

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Maria del Carmen dice:

    Gracias Vero lo comparto
    Bendiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *