El Elemental de tu cuerpo pide que lo oigas

image_pdfimage_print

Pssst! Me oís?… síi… a vos te hablo.

Esto que quede aquí, entre nosotros… despacito, casi susurrado.

Soy el elemental de tu cuerpo. Sé que hasta ahora muy pocas veces me prestaste atención, y no te culpo. Sé que estás ocupado con el trajín diario, con el trabajo y el viajón que tenés hasta allí, o congeniando los horarios de los niños entre la escuela, médicos y clases particulares.  Y me doy cuenta como se disparan los niveles de stress.

A veces te veo sumergirte en la maraña de los autos que van y vienen, y hacerte mala sangre por el taxista que te encerró, el bus que ocupa dos manos y no deja pasar a nadie o el flaquito que cruzó sin mirar el semáforo. Pero lo peor es cuando vos mismo, tan enchufado como estás no te das cuenta que vas hablando por el móvil y descuidás tu seguridad y la de tus hijos que van sentaditos atrás y sin cinturones.

Te observo cuando llegás a casa y te conectás al aparato que sea. No te bastó con estar todo el día a full, apenas tenés la oportunidad de relajarte en la comodidad del hogar, te llenás de ondas electromagnéticas múltiples, y si es posible, todas juntas: televisor, portátil, el celular de última generación porque es más rápido…. Como si el buen ritmo en tu vida dependiera de una velocidad de conexión wifi.

Te miro cuando cocinás lo primero que encontrás en el freezer, bien congeladito y mal descongelado, sin ningún amor ni consideración por el alimento que meterás no solo a tu boca, sino a la de tu familia. Y así cargan alimentos que satisfacen la barriga pero poco nutren los sentidos y el alma.

Por favor, bajá las revoluciones. Descansá, tomate un respiro. Eso! Respirá despacio y profundo, llenate de agradecimiento y luz en cada inspiración. Dejá ir rencores y tristezas con cada exhalación.

Haceme un favor: pensá cada tanto en mí. Sé que no pensarás en mí como yo lo hago en vos, con profundo enamoramiento, con total entrega incondicional, pero al menos hacé el intento. Recordá que aquí estoy, creado por Dios y asignado como guardián incansable para tu bienestar físico. Hablame, sentime, reconoceme. Desde que naciste te acompaño y protejo, regulo los procesos metabólicos, ajusto tus hormonas, controlo el flujo de sangre, coordino tu respiración y tu sueño, optimizo todas tus funciones biológicas. Yo hago mi tarea lo mejor que puedo, pero sé que si me escucharas, podría hacerlo mejor.

Podrás hacer aunque más no sea, una notita y pegarla a la heladera, donde me veas sonriendo y recordándote que estoy, que existo y que velo por vos? Tomá te dejo esta lucecita para me veas también en la noche cuando te cuesta conciliar el sueño.

Gracias amado Cuerpo, gracias Humano que me llevas adonde vas siempre contigo!

Tu sirviente y amigo, Yo, el Elemental de tu Cuerpo.

Bendiciones! Verónica Heiland (C)

También te podría gustar...

19 Respuestas

  1. Silvia dice:

    hermoso saber que nos cuidan con tanto amor…hay que reconorcelo!!

  2. Viviana Andrea dice:

    Vero: Me parece que el Elemental del Cuerpo es el INNATO al cual se refiere nuestro amado Kryon?
    El cual debemos tratar como a un “Amigo”… ? Creo es el mismo??
    Gracias Vero! tan querida por todos los que tenemos el privilegio de recibir toda la MARAVILLOSA información que nos llega del “cielo”…Gracias Gracias Gracias. Bendiciones para ti SIEMPRE !!!

  3. Florica Mangu dice:

    Ay que bonito.Gracias Veronica.

  4. yudith guevara dice:

    Simplemente hermosa y profunda! gracias mi bella Verònica. me he conectado con mi elemental pero no como deberìa de ahora en adelante le darè toda la importancia que se merece. Un abrazo.

  5. clara rios dice:

    muchas gracias mi querida Veronica, precioso mensaje.

  6. graciela marrero vargas dice:

    gracias tan bonita como siempre…lo tendré más presente….

  7. Raquel dice:

    Vero querida. !!! Gracias…Gracias. Gracias bendiciones!! Estoy aprendiendo a escuchar mi cuerpo amado. !!besos. Buena semana. !

  8. LUCIA RUIZ PALACIO dice:

    Muchas Gracias Vero, maravilloso llamado a escuchar nuestro cuerpo.

    Namaste

  9. Macky dice:

    Oh!!!!que lindo Veronica, gracias por compartir este mensaje, es verdad cuantas cosas hace el por nosotros, !!innumerables !!! Y nosotros lo ignoramos!!!!
    Esto nos hace bien y el código me mantendrá más atenta a agradecerle.

    Abrazos

  10. Elisa dice:

    Gracias verónica muchas gracias por este hermoso texto me hizo vibrar, recordar que requiero amar a mi cuerpo.
    Bendiciones de mi para ti

  11. irene dice:

    hermosa nota graciassssss
    f

  12. Elba Garcia dice:

    Namaste Verónica, esa lucecita del elemental del cuerpo, siempre la he visto cuando justo estoy cansada pero no sabía exactamente de que se trataba, sentía tranquilidad al verla, porque es luz. Gracias porque a través de ti estoy mas consciente con el elemental de mi cuerpo.
    Namaskar

  13. Laura dice:

    Gracias Verónica excelente artículo, claro,preciso, dinámico sentí que venía directo a mi.

  14. Zunny dice:

    Gracias!!!por hacerme recordar q mi cuerpo me nesecita como yo a el.a partir de este momento voy a amarla por q hace mucho q no le he prestado atención.gracias por tanto amor.

  15. victor mauricio dice:

    gracias ……por hacernos recordar q tambiem debemos tener un respiro muy linda nota gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *