El florecimiento de uno mismo

image_pdfimage_print

Hasta el 26 de octubre estamos transitando la onda encantada de la Semilla magnética amarilla, cuyo poder de Florecimiento nos facilita identificar nuestro Propósito, respondernos a la pregunta interna: Cuál es mi meta?

Este pensamiento acerca de florecer, de dar nuestros mejores frutos, quiero asociarlo a un ejemplo, citando la vida de Viktor Frankl. Como psiquiatra, él desarrolló lo que se conoce como tercera escuela vienesa de psicoterapia, llamada Logoterapia. Estando Austria ocupada en la segunda guerra, le ofrecieron un puesto en Estados Unidos, donde podría haber permanecido a salvo. Lo dejo en sus propias palabras:

“…era libre para marcharme, desarrollar y defender mi teoría.
Mis padres estaban contentísimos y compartían conmigo la alegría de verme a salvo en el extranjero. Sin embargo no me decidí a usar el deseado pasaporte, pues sabía que al poco tiempo de marcharme mis ancianos padres serían deportados a cualquier campo de concentración. La duda me comía…

Soñé que la gente estaba formada, pacientes psicóticos, para ser llevados a la cámara de gas. Yo sentí una compasión tan profunda que decidí unirme a ellos. Sentí que debía hacer algo, trabajando como psicoterapeuta en un campo de concentración, ofreciéndoles apoyo mental, lo cual sería incomparablemente más lleno de sentido que solamente ser psiquiatra en Manhattan.”*

Viktor Frankl encontró el más alto Sentido de su vida, sirviendo a otros seres humanos en el campo de concentración.

Si no encontraste aún el tuyo, no desesperes. Algunos vienen con varias misiones personales, que deben ir siendo cumplidas una a una. La misión más alta no tiene necesariamente que ser salvar vidas a cientos de personas, esto es maravilloso por supuesto, pero no es para todos. En muchos casos es simplemente servir con voluntad, amor y compasión a quien tienes al lado, sea tu pareja, un padre, un hijo o un jefe. Y cuando digo “servir” es en el sentido más elevado y provechoso, en el que las almas mutuamente han acordado un trabajo conjunto.

El cambio necesario crece en uno mismo cuando aceptamos que el entorno no se modificará si no somos los propios actores.
Que tu florecimiento sea en paz!
Bendiciones de mi corazón al tuyo
Veronica Heiland

*Cita tomada de: www.logoforo.com/las-estragias-de-viktor-frankl

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. Alvaro Alvarez dice:

    EXCELENTE. Muchas gracias querida Vero. Bendiciones

  2. bertasiebert dice:

    Amor Paz Bendiciones gracias

  3. carmen dice:

    agradecida siempres por tan hermosos msj gracias veronica q dios te bendigas siempres por contruir estas hermosa obras NAMASTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *