Historia de las semillas estelares

image_pdfimage_print

HISTORIA DE LAS SEMILLAS ESTELARES

Sentimos que es de vital importancia para ustedes, que comienzan este trabajo de búsqueda, volviendo hacia atrás desde el “olvido” hacia la recuperación de su Memoria Ancestral, obtener datos más precisos sobre la historia de las Semillas Estelares en el Sistema de estrella, el Sol, que habitan y que han apoyado en su expansión, a través de las voluntades divinas de sus Seres Superiores.
Les rogamos que presten atención y que trabajen, durante toda esta investigación con la asistencia de un cristal de cuarzo, ya que todas las piezas de este elemento sagrado de la Tierra contienen la fuerza y la información encapsuladas, para que puedan integrarla mejor en sus corazones.
Para comenzar diremos que la Vía Láctea y Andrómeda han estado unidas fraternal y ancestralmente desde tiempos que no se pueden capturar en la finitud de la mente humana.
Andrómeda eligió seguir el proceso de crecimiento a través del Cambio de Realidades, en forma constante.
La Vía Láctea se ha sometido a sí misma a una evolución a través de la observación de sus propios errores y la sanación de los mismos.
Vía Láctea es el nombre que el hombre le dio a su conjunto de estrellas, mas el verdadero nombre cósmico significa “Camino hacia la Redención”, pues su fluir desembocará indefectiblemente en el tiempo, en los Portales Giratorios de Andrómeda,
que significa “Poder Inextinguible”, y que canaliza el Sueño Eterno de Transmutación.

Al iniciarse el Proyecto de expansión de ambas galaxias, los Señores de la Creación Universal, los Soñadores de ambos espacios, decidieron dar todo su apoyo energético para que todos tuvieran las mismas posibilidades y les permitieron optar por senderos diferentes.
Algunos Clanes Estelares de la Vía Láctea encontraron un rápido sentido de evolución hacia la Conciencia Crística, como el Sistema de Sirio, y decidieron a través de su Concejo de Ancianos Sabios, gestar nuevos núcleos de Almas que pudieran explorar y colonizar fronteras más amplias.
Fue por esto que el Sistema Solar fue estudiado y puesto en la mira de Ellos, con el fin de proyectar un campo de Creatividad que permitiera el desarrollo de más conciencia.
Su intención fue clara desde el inicio: permitir el desarrollo de la Energía a través de un proceso natural de desenvolvimiento en un medio determinado, propio, pero con los Elementos Galácticos implantados para la expansión de las especies.

Desde el Concejo de Andrómeda nació la iniciativa de canalizar energía de Transformación para colaborar con la Sanación de los Seres de la Vía Láctea, y así permitir en un futuro que el destino de ambas galaxias, relativo a la fusión, se cumpliera.
Para ello, los Concejos Estelares de Sirio designaron un par de Seres Complementarios, que contenían energía Femenina y Masculina (dualidad primordial del sistema de la Vía Láctea), denominados Padres Galácticos, para que elaboraran un esquema de crecimiento para sus “hijos”, creados desde el Amor y la Expansión. Estos grandes Seres, mucho más adelante iban a materializarse en diferentes tiempos de la historia, tomando forma humana para entregar de a poco, un legado de ciencias y espiritualidad a todos sus hijos ya plasmados y estabilizados en el sistema de vida de la Tierra. Los Padres Galácticos de Sirio se conocieron en la historia como Isis y Kirón, entre algunas de sus visitas más notables.

Tomando como base y ejemplo el proceso evolutivo desde el inicio de Gaia, se envió un grupo de Energías Estelares desarrolladas, junto con los Padres Creadores de las Semillas Estelares Sirianas, a un reconocimiento del territorio y se determino que era un planeta inestable geológicamente, en el principio de la historia.
Ellos observaron que el suelo rocoso contenía gran cantidad de mineral de gran vibración, que podía ser elevada y así procurar que la vida se expandiera sin dificultades: ese mineral era el cuarzo, que aún hoy día continua produciéndose en las entrañas del planeta, ya que representa los “ríos de su maravillosa auto-purificación”.
Pero no existían especies biológicas que pudieran dar apoyo al proyecto, por lo tanto implantaron células estelares que llegarían con el tiempo a desarrollar cadenas de evolución diferentes, los Reinos Humano, Animal y Vegetal que hoy se conocen.
Se establecieron por un tiempo en Gaia, construyeron bases que luego fueron utilizadas como Templos por los primeros pobladores naturales, tales como las Pirámides.
Las Pirámides fueron plataformas de aterrizaje de las naves sirianas y en aquél entonces también el sistema de Orión se hizo presente, por lo que hubo que negociar para dejar establecido el nivel de armonía y paz que necesitaba el proyecto.
Para que el desarrollo de los cuerpos de las especies fueran transformándose naturalmente de células amorfas hasta llegar a sistemas más complejos, se instalaron Cristales Maestros con información de orden de crecimiento de las células, y se les encargó a los Ángeles Solares que vigilaran a través de sus Regentes de los Elementos, la construcción de los cuerpos a través de la propulsión de los Rayos Solares que daban Luz, energía y crecimiento. Se alinearon Rayos Cósmicos desde Sirio para fijar una cuota de conciencia evolutiva en cada átomo, y se instauró, dado la elíptica de la Tierra y la de Sirio, un período natural anual, dentro del ciclo solar para el testeo del programa. Este período se conoce hoy como Solsticio Estacional, y era el tiempo en que los “Dioses Estelares” llegaban en sus naves, y más adelante en el tiempo, cuando fue posible, se comunicaran telepáticamente con seres materializados humanos, más preparados para la comprensión de las instrucciones.
Estos Seres, fueron la realización de algunos “líderes” espirituales quienes siempre dejaban en claro al resto del grupo humano de “su conexión con Dios”, sea a través de visiones, escritos, o simplemente sueños que aportaban claridad al momento que pasaba la civilización.
Fue en uno de esos “encuentros estacionales” que los Maestros Sirianos advirtieron la influencia de ideas foráneas, la intervención de algunos grupos menos evolucionados que llegaron a beber del néctar de un trabajo realizado prolijamente por Sirio, para sacar beneficio propio de un grupo de seres humanos que todavía no poseía la capacidad, el discernimiento ni el suficiente amor como para responder a sus Padres Creadores, ciento por ciento.
Fue entonces que, para evitar una guerra estelar, se creó un concejo o gobierno galáctico, la Confederación, y se unió a Sirio, el concejo de Pléyades, Orión y Vega. Y más tarde Antares, Arturus sumaron sus esfuerzos, siempre trabajando a través de la base Solar, en donde se había creado una Familia Estelar que cuidaba del crecimiento de los seres del sistema.
Andrómeda decide volcar su experiencia creando una pirámide de cuatro fuerzas base como puente entre una galaxia y otra. A través de este puente, cruzaron las energías de los guerreros andromedanos y de sus Magos Galácticos, quienes fundaron las escuelas shamánicas de Procyon y Altair. Las otras dos fuerzas fueron Deneb y Pegasus, que llegaban a iluminar y coronar los esfuerzos.
A partir de allí se creó un tratado de colaboración en donde todas las Familias Galácticas decidieron proteger a sus hijos, aportando sus Códigos Estelares al ADN de los nuevos cuerpos en donde se implantarían las Semillas Estelares que habían sido creadas en los sistemas de Sirio, Vega, Pléyades, Orión, Antares, Arturus y Andrómeda, junto con las aportadas por el Sol.
En los cuerpos humanoides nació la voluntad de crear conciencia, a través de las Semillas Estelares entrantes en el sistema, y así configurar una nueva raza cósmica que eliminara todos los errores cometidos atrás en el tiempo de la Creación de cada sistema estelar en forma individual: completar el Sueño del Soñador Universal, Señor de este Universo, que determina el avance de todas sus criaturas a través del empeño por crecer y crear.
Se les otorgó la capacidad de organizar sus destinos, y volver para corregir sus errores, dejando siempre intacto en sus corazones el deseo de reunirse con sus familias del Alma, con el origen y con el Plan Cósmico.

Confederación Galáctica

De Semillas estelares  por L.Scaringi

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. Lucia ruiz palacio dice:

    OK Vero, muchas gracias

  2. Lucia ruiz palacio dice:

    Hola Verónica muchas gracias por esta bella historia. actualmente asisto a un grupo que se llama la CASA DE SIRIO, en Medellin, Colombia desde el año 1992, en esa época eramos asistidos por un ser muy amoroso llamado Soroza el cual me dijo que yo venia de ANDROMEDA. cada que escucho ese nombre me emociono y lo considero mi hogar, siento nostalgia.
    te pido el favor Verónica y me ayudas como me puedo comunicar con estos bellos seres? Tengo la meditación para conectar con ANDROMEDA. Porque esta por estos dias tan mencionada ANDROMEDA?
    Un abrazo fuerte desde mi corazón

    • Verónica Heiland dice:

      Te parece que está tan mencionada porque vos estás ahora centrada en tu familia estelar 😀
      Haz la meditación y pideles conectar con ellos… es así de simple y asi funciona!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *