Ho’oponopono: Flor de hibiscus

image_pdfimage_print

Mientras me encontraba preparando el material del taller de Ho’oponopono que dicté en Mar del Plata  y que impartiré el próximo martes 28 de febrero en la Ciudad de Buenos Aires, ver más información en TALLERES, recibí esta información que les comparto aqui.

Como ya les he comentado en otros post, el Ho’oponopono que conocemos es una adaptación que realizó la kahuna Morrnah Simeona de la filosofía que durante generaciones se ha transmitido en Hawaii, que, como remanente geológico del continente hundido de Lemuria, ha conservado el antiguo saber lemuriano.

En esa civilización había una concreta y sincera conexión con la naturaleza, y era muy importante el intercambio de energía que se producía entre seres humanos y los otros reinos, siendo especialmente interesante el aporte que las plantas y sus frutos hacen a la humanidad.

En este caso recibí que trabajar con la flor de hibiscus, a través de la visualización o la ingestión nos ayuda a borrar memorias de tensión y conflicto, a dulcificar los recuerdos, a equilibrar emociones.

La visualización puede ser teniendo una planta en casa y observandola con amor y agradecimiento, o mirándola en una foto o pintura con la misma intención, tal como se hace con la palmera botella (ver AQUI).

La ingestión es en forma de infusión, con la conciencia de estar limpiando internamente. En este caso no solo limpiamos memorias, sino que sirve también para liberar procesos digestivos pesados y ayudar en la eliminación de líquidos retenidos. Asimismo por las cualidades antioxidantes de la planta, libera memorias relacionadas con el paso del tiempo, con la edad mal asumida.

 

Cómo preparar una infusión de hibiscus.

Calienta 250 ml de agua, cuando empiece a hervir añade una cucharadita de flores secas de hibisco, tapa la infusión y deja reposar cinco minutos. Cuela y endulza al gusto con miel o azúcar moreno. Ya en el mercado hay varias marcas que combinan hibiscus con otras frutas por ej. manzanas, en saquitos listos para te.

Las embarazadas o madres lactando deben consumirlo en dosis bajas, digamos una o dos veces a la semana como máximo.

 

También te podría gustar...

8 Respuestas

  1. Nelly dice:

    Verónica buen dia…mi pregunta es de puede hacer la infusión con las flores frescas? Gracias y lluvia de bendiciones para ti.

  2. Maria broncano dice:

    Gracias por tus artículos. Se trabaja con un tipo de color específico de esta flor?

  3. Elba dice:

    Namaste. Esta flor es la llamamos aquí en Venezuela Flor de Cayena, es ducle en su interior. La usamos en infusión para conciliar el sueño.

  4. Sofia dice:

    Unas de mis flores favoritas siempre recuerdo cuando niña le comía el tallo del centro de la flor. Me sabía en aquel entonces al saborear popcorn

  5. Rosana dice:

    Buen dia, perdon pero no se cual es esa planta, pondrias una foto? gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *