Kundalini de la Tierra y limpieza etérica

image_pdfimage_print

Amados caminantes del Puente, hoy la entrada es breve y tiene el objeto de comentar lo que estoy recibiendo acerca de lo que está sucediendo en nuestro amado planeta.

Seguramente encontrarán que este tema ya lo he comentado en otras oportunidades, pues es un proceso planetario que lleva un tiempo terrestre necesario de ajustes y recalibración, y si bien para nosotros pueden ser algunos años, en la infinitud del camino universal apenas representa unos segundos cósmicos.

Muchas culturas hablan del cambio de la kundalini en el planeta, desplazándose del Tibet hacia Sudamérica. Para aclarar mejor este concepto copio estas palabras de Alerta Mundo:

“La kundalini de la Tierra es la energía secreta conectada con los corazones de toda la humanidad. Está siempre ligada a una única localidad de la superficie terrestre y permanece en ella durante unos trece mil años.

Al cabo de ese tiempo se traslada a otro lugar distinto para asentarse en él otros trece mil años, basándose en ciclos de tiempo que denominamos «precesión de los equinoccios». Y cuando se produce este traslado, cambia nuestra idea del significado de lo «espiritual». Se transforma según las nuevas energías del ciclo futuro y nos conduce a un sendero espiritual más elevado.

La idea general es la siguiente: la kundalini tiene dos polos, uno de los cuales es el centro exacto de la Tierra; el otro se localiza en algún punto de la superficie del planeta, y puede estar situado en cualquier lugar del mundo.”

Actualmente se ha desplazado desde Asia y está moviéndose por el continente americano, descendiendo hacia Perú, Chile, Bolivia y Argentina.

A este movimiento energético, se suma un reacomodamiento de placas tectónicas, que afecta directamente a la región denominada cinturón de fuego del Pacífico.

Por otro lado, recordemos que los elementos de la naturaleza colaboran en nuestra administración y gestión de emociones, sentimientos, pensamientos de la conciencia humana a nivel colectivo. Así el agua representa la limpieza del cuerpo emocional, aqui es donde radican las emociones, que cuando se sostienen en el tiempo se vuelven sentimientos. El fuego nos ayuda a transmutar y purificar el campo de conciencia colectivo. El aire contribuye con la barrida y limpieza del cuerpo mental, donde reinan los pensamientos e ideas, especialmente los generados por el miedo. La tierra ofrece su arraigo y anclaje para que la sanación se manifieste en el plano físico.

Así podemos ver que los fenómenos que estamos presenciando en el planeta terremotos, volcanes, huracanes, tormentas e inundaciones, están todos sirviendo a un plan mayor de recalibración energética del planeta.

Conocida la noticia del terremoto en México, escribí a algunas personas conocidas alli para saber cómo estaban. Y una de ellas me respondió “me tocó ver cómo en la acera de frente se venían para abajo un cúmulo de ladrillos apilados en una construcción de un piso superior; aquí es donde cabe el dicho: “cuando te toca, aunque te quites y cuando no te toca, aunque te pongas”, y lo digo, porque justo de donde cayeron esos ladrillos está un local de donde yo acacaba de salir.” Sin dudas esto es así. Podemos estar en el centro del huracán y que no nos pase nada si nuestro plan de vida es ése.

Sé que es durísimo aceptar que en circunstancias de fenónemos naturales perdamos a seres amados. Pero hay que aceptar también que esos seres se ofrecieron de alguna manera para estar alli y transitar esa experiencia, y probablemente ese “sacrificio” de esa alma sirve para limpiar su propio karma o el de la familia y hasta el mundo.

También estas catástrofes sirven para destapar lo mejor de los seres humanos, activando la solidaridad, la esperanza, los héroes anónimos que colaboran desde el primer minuto para rescatar a heridos, generando cadenas humanas de amor y oración, y otras muy importantes que son las de ayuda efectiva directa: reunir alimentos, ropas, agua, y lo que necesitan las víctimas para rearmar lentamente sus vidas.

Para la gente en Puerto Rico y en Estados Unidos con los huracanes, en Argentina con las inundaciones, en Perú con los desplazamientos de tierra, en Chile con los movimientos telúricos… en fin, me disculpo si ahora en la inmediatez de escribir esto se me olvidan otros temas, pero están todos ligados: liberándose muchisima energía estancada y que debe ser sanada y restaurada.

Al final, el artículo breve se me hizo largo, pero fue saliendo solito y no lo quise cortar.

Para finalizar dejo esta oración hooponopono, pidiendo si les parece oportuno que la difundan para que la hagamos una y otra vez:

Divinidad, limpia en mí lo que haya contribuido a estas situaciones. Lo siento, perdoname, por las memorias compartidas (1), por los pensamientos erróneos(2). Con amor y humildemente solicito que esto sea transmutado en pura luz. Gracias, porque así es.

Madre Tierra te doy puro amor de mi corazón y con esta luz divina te pido un proceso armónico para todas las criaturas que te habitamos. Gracias porque está hecho.

(1)cuerpo emocional

(2)cuerpo mental

Bendiciones de mi corazón al tuyo, Verónica Heiland (c)

Se permite compartir respetando el texto y la fuente. www.puentedeluz.org

También te podría gustar...

6 Respuestas

  1. Verónica Urizar dice:

    Hola bendiciones Vero, vivo en la Cd. de México, antes que nada mil gracias por sus bendiciones.
    Tenemos ahorita una frase FUERZA MÉXICO, está el ambiente muy triste pero lleno de esperanza, amor, solidaridad de todos nosotros como citadinos. Por favor sigamos orando por todo este lindo planeta.
    Un abrazo de Luz para todos y todas ustedes.

  2. Fatina dice:

    Gracias, Verónica Heiland por compartir tus ensseñanzas. Bendiciones mil.
    NAMASTÉ.

  3. Maria del Carmen dice:

    Gracias Vero, por la claridad de tus palabras, a veces ante tanta desolación nos olvidamos de que existe un plan mayor del que apenas sabemos, aunque nuestras alma lo reconocen.
    Bendiciones por los siglos de los siglos Amén para todos los involucrados en estos hechos.
    Así es y Así Será.

  4. Mage dice:

    Gracias mi querida verónica, ud tiene toda la razón, hay que vivir y saber lo que se siente yo sólo sé que todos estamos con México querido por todo lo que pasa fuerza querido México, soy chilena y se de terremotos, incendios tengo fe en dios que nos ayude. Mi querida verónica le pido que me mande una oración para orar a mi madre tierra y a dios que nos perdone por tanto dolor que le hemos provocado, y ahora estamos sintiendo y confió en dios liberar todo miedo que uno sienta, ansiedad, angustia, y por sobre todo que se vaya para siempre este ego que nos destruye y nos ayude a tener un corazón humilde. Hoy veo personas que sólo hacen todo por dinero y de que sirve viendo tanto dolor. Le pido que me conteste y aquí vive temblando un abrazo y que dios nos ilumine

  5. nereida dice:

    lo que no entiendo. una limpieza al planeta, y los pequeños inocentes de la escuela que culpan tienen de pasar de plano de una manera tan. cruel , con este terremoto teniendo dónde una madre protectora en su advocación Guadalupe, porque porque porque tanto sufrimiento y el vandalismo “bien gracias”,haciendo de esta gran tragedia su agosto. que pasa Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *