La historia del Centésimo Mono

image_pdfimage_print

Queridos amigos, les comparto la historia del Centésimo Mono. Esta experiencia nos cuenta cómo la conciencia colectiva recibe el influjo de lo que algunos seres transmiten, a través de la repetición consciente de determinados parámetros. Imaginen si esto puede darse entre monos, cómo será entre seres humanos, desarrollando una acción consciente, por ejemplo de enviar LUZ AL MUNDO. Aquí está la historia:

El mono nuclear, Macaca fuscata, estuvo observado en tierras salvajes por un período de 30 años.

En 1952, en la isla de Koshima, científicos estaban dando a monos papas dulces dejándolas caer sobre la arena. A los monos le gustaba el gusto de las papas dulces crudas, pero demostraban disgusto con la suciedad.

Una mona de 18 meses llamada Imo, encontró que ella podía resolver el problema lavando las papas en el cercano riachuelo. Ella enseñó este truco a su mamá.

Sus amiguitos de juego también aprendieron esta forma nueva y ellos lo enseñaron a su vez, a sus madres.

Esta nueva conducta fue aprendida por varios monos ante los ojos de los científicos.

Entre 1952 y 1958, todos los monos aprendieron a lavar las arenosas papas dulces para hacerlas más gustables al paladar.

Sólo los adultos, que imitaron a sus hijos aprendieron esta mejoría social. Otros adultos siguieron comiendo las papas dulces sucias.

Entonces:
Algo asombroso ocurrió en el Otoño de 1958.

Un cierto número de los monos de Koshima estaban lavando papas dulces, el número exacto no se conoce.

Supongamos que una mañana había 99 monos en la Isla Koshima quienes aprendieron a lavar sus papas dulces.

Y supongamos que más tarde esa misma mañana, el centésimo mono aprendió a lavar papas.

¡ENTONCES PASÓ!

Al anochecer casi toda la tribu estaba lavando sus papas dulces antes de comerlas.

La suma de esa energía del centésimo mono, de alguna forma, creó un descubrimiento ideológico!

Pero noten:

El más sorprendente descubrimiento hecho por estos científicos fue que el hábito de lavar las papas dulces saltó sobre el océano.

Colonias de monos en otras islas y los monos de tierra firme de Takasakiyama empezaron a lavar sus papas dulces!*

Entonces, cuando una cierta cantidad alcanza un conocimiento, este conocimiento puede ser comunicado de mente a mente.

A pesar de que el número exacto pueda variar, el Fenómeno del Centésimo Mono significa que sólo cuando un limitado número de personas saben una forma nueva, puede quedar fija como conciencia propia de esta gente.

Pero hay un punto en el cual, si sólo una persona más sintoniza con ese conocimiento, éste alcanzaría a casi todos!

Los experimentos del Dr. J.B.Rhine, repetidamente demostraron que los individuos pueden comunicarse en forma privada a pesar de estar en diferentes lugares.

Cuando a esta fuerza extrasensorial, se le suma la conciencia de la “Centésima Persona”, pueden alcanzar planos muy efectivos.

Tú puedes ser el “Centésimo Mono”.

Sé un agente de PAZ, AMOR, LIBERTAD y CONCIENCIA.

***Traducido y extraído del Libro “The hundredth Monkey” = “El Centésimo Mono” del escritor Ken Keys, Jr. (autor también del libro “Manual hacia una Alta Conciencia”)
Traducido por Perla Abrams

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *