Los conflictos suceden por una razón

image_pdfimage_print

Cuantas veces nos resistimos a los sucesos que se nos presentan solo porque pensamos desde nuestro pre-juicio sobre lo que debía pasar. Esperamos determinados resultados, alimentamos expectativas sobre cómo debería ser algo o cómo deberían actuar los demás.

Todos experimentamos conflictos personales de vez en cuando… y a veces mucho más seguido que eso!
Una de las formas más proactivas para gestionar las discusiones o desacuerdos es tomar un respiro y preguntarte: “¿Qué está tratando de enseñarme esta situación?”.

Los conflictos suceden por una razón: Existe una lección superior que las dos partes implicadas tienen que aprender o trascender.
Y si bien es fácil distraerse, la forma en que podemos aprovechar lo mejor de un momento es estar completamente presentes, sintiendo desde el aquí y ahora, dejando a nuestro Ser fluir suavemente mientras simplemente ocurre.
Agradeciendo la oportunidad de crecimiento o entendimiento que logras al estar compenetrado desde el sagrado espacio de tu corazón en esa instancia de sanación.

 Y cuando aprendemos a soltarnos, sin dejar por eso de ser coherentes con nuestra verdad interna, todo fluye mágicamente. Como ocurre con el niño en el trineo, que juega y se desliza por la nieve. Va sin miedos, disfrutando del trayecto, confiado en que está viviendo plenamente ese momento presente.

El universo se ordena y en ese autoordenamiento, dispone en nuestra vida de forma simple y efectiva. La Fuente Divina actúa en nosotros a través de Todo. Dios se refleja en Todo, en todos, en mí misma, en vos mism@!

Bendiciones de mi corazón al tuyo Veronica Heiland.

Se permite compartir respetando el texto y la fuente www.puentedeluz.org

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Rosaura Ubeto dice:

    Bendecido día Veronica, gracias por el mensaje, estuve muchos días sin conectarme Te envió un abrazo de Luz

  2. Francisca Moreno dice:

    Hola Veronica,: Me encanta e impacta todo lo que escribes.Lo haces con mucho Amor y desde la Luz.Mi alma saluda y bendice a tu alma.Namaste.Francisca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *