Mensaje de Kryon sobre las canalizaciones


Mini Canalización de Kryon por Lee Carroll
Wilmington, North Carolina, 19 de noviembre de 2016
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Muchas personas escuchan estas canalizaciones, y siempre existe un tema en las que son cortas, dadas antes del seminario. El tema es: ¿cómo reconocen lo que están oyendo?
Existe un caparazón, una cáscara que hay que atravesar; incluso quienes creen muy, muy firmemente en este tipo de cosas igual tienen esa cáscara. La cáscara es esa realidad tridimensional que llevan puesta todo el tiempo. ¿Cómo encaja esto en lo otro? ¿Tienen que hacer una adaptación para atravesar esa cáscara de creencia para poder abrir esta?
Si no estás entre quienes ya creían en estas cosas, si esta es tu primera vez, te parece simplemente la voz del hombre que ya ha estado hablando durante horas. La cáscara que tienes que atravesar es la que tendría que reconocer algo que está fuera de lo que es normal para ti. Y de eso quiero hablar.
Queridos: durante años, más de dos décadas, cada vez que me siento con mi socio y él retrocede, se hace a un lado, cada vez ha tenido que haber esta adaptación en el salón, donde ustedes tienen que salir de una caja para expandirse y acceder a otra. Y luego empiezan a sentir la energía, la benevolencia, la compasión. Algunos empiezan a preguntarse: ¿podrá ser que esto sea real? Y luego empiezan a sentirlo. Algunos que tienen dotes excepcionales verán los colores y tal vez incluso una evidencia del entorno. Que el Creador está aquí de maneras que no pueden creer, porque han dicho que lo reconocerían, que lo esperaban y que tenían esa intención, todas esas cosas que decimos tienen la energía del momento. Y en el pasado eso nunca cambió.
Hubo un tiempo en que teníamos que acostumbrarnos a eso y luego abrir. Lo que estamos viendo ahora, queridos, es que tan pronto me siento en la silla, incluso antes de que yo abra y diga “saludos”, la caja ya se fue. Y hay mucha más expectativa, hay un reconocimiento, una comprensión de que la vida habitual incluye estas cosas, a tal grado que muchos de ustedes incluso han empezado a canalizar para sí mismos. Y no necesariamente es tener que abrir un libro por primera vez, o tener que esforzarse contra un muro de incredulidad la primera vez, o repetidas veces; ustedes llegan esperando esto y se abren a ello. Estoy viendo esto en todo el planeta. Mi socio no; él se hace a un lado, no sabe. En el pasado siempre hubo un tiempo para una introducción. Preguntamos: ¿es esto real? ¿No lo es? ¿Qué aceptas? ¿Qué no aceptas? Y de pronto estamos diciendo: Estudia lo que sientes; tú sabes que es real. Ahora, juntos, usémoslo.
Esta canalización es una emisión, si se quiere, desde el otro lado del velo, no solo para los humanos que se sientan frente a mí sino para los que escucharán más tarde, y en algunos casos lo leerán. Y entonces tiene que incluir piezas y partes de la metafísica de la que ustedes solamente han hablado. ¿Será posible que, como en la estructura atómica misma que estudian, todo esté conectado? ¡Todo! Y esa sería la consciencia en este salón para quienes han despertado como almas antiguas y lo permiten; esa consciencia que tienen podría realmente estar emitiendo los sentimientos de este mensaje a todos. ¿Qué tal si lo que hacen solos en su casa, en la benevolencia y la gracia, en la meditación en el espíritu, al sentir en sus mismas células que están en contacto, qué tal si eso es una luz que se ve desde todas partes? No en 3ªD, sino en lugares que son tal vez más oscuros que este, por otros trabajadores de luz que claman “¿Dónde está Dios? ¿Y ahora, qué hago ahora?” Y ustedes se sientan y meditan en esta ciudad, y alrededor del mundo ellos sienten instantáneamente algo en su estructura celular y se relajan en la paz que ustedes tienen aquí, es la paz de ellos – ¡porque todo está conectado!
Esto no es nuevo. El concepto no es nuevo, pero la realidad de esta posibilidad está aquí. Es lo que vamos a enseñar una y otra vez de ahora en adelante, lo que de hecho tienen con todos alrededor del planeta, porque están aliados con ustedes de una manera que ustedes todavía no aceptan. Y allí está el “meta” de la metafísica.
Les diré en qué grado no es nuevo esto. Siempre las personas han rezado unas por las otras; desde el comienzo de lo que ustedes llaman sistemas espirituales organizados, los grupos de personas se sentaban y visualizaban para otros. Y ni siquiera pensaban dos veces si asistirían a una reunión de oración, porque durante años les dijeron que lo que hacían era orar a una fuente intermedia. Tenía que ir hacia arriba, ser analizado, y tenía que volver como acción. Ahora ya saben más. ¿Dónde está Dios? ¿Dónde está Dios? Ustedes saben la respuesta: en ustedes. En ustedes a tal grado que hay cientos de miles de moléculas en su interior y todas tienen a Dios en ellas. Hay tanto conocimiento, sabiduría y poder en ustedes. Esto empieza a verse: empieza a utilizarse en la medida que les dijimos que se podía. No hay algo intermedio. Cuando meditan en oración, están creando, en ese momento.
Esto los lleva a decir: “Bueno, ¿y por qué cosa rezaré? ¡Esto es tan poderoso! ¿Por quién rezaré? ¿Cómo lo haré?” La respuesta es: siempre ha sido igual. Se sientan y visualizan los resultados más benévolos para todos en el planeta, para que la paz esté con quienes la necesitan; están creando un conducto pacífico que pueden usar los demás. Eso es lo que están haciendo; no están rezando por sucesos. Están rezando por resultados que tengan sentido, que sean benévolos, ¡paz para quienes están en conflicto! Y funciona.
¿Alguna vez hablaste por teléfono con alguien que estaba en problemas? Podías sentir en tu corazón lo que querías enviarle, la paz que tú tenías, y el otro se retorcía las manos con miedo y preocupación. Y luego pudiste oír algo al otro lado de la línea; había lágrimas de reconocimiento, tal vez de relajación. Estaba hablando con alguien a quien le importaba. Podía sentir lo que le estabas dando. Abriste para el otro el conducto para que pudiera sentir lo que tú sentías. Es tan simple como eso, solo que sin el teléfono.
¿Cuántos de ustedes se dan cuenta ahora que esto es real? ¿Es posible que un hombre, una mujer, un humano, haya abierto el velo a tal grado que se pueda entregar un mensaje como este, conciso y amoroso, exacto y verdadero? Y la respuesta es “sí” para todos ustedes; no necesitan estar sentados frente a un auditorio. Pueden estar solos; se abrirá. Pueden obtener esto para sí mismos, para otros, no necesitan transmitirlo en algo, no necesitan escribirlo; pueden estar simplemente con ello, ¡canalizar su Yo Superior para sí mismos! Y ver qué tiene para decirles. Abran este portal, si quieren llamarlo así, por un momento; esa es la conexión entre ustedes y el Espíritu la Fuente Creadora.
Durante veintiséis años he dicho que Dios está en su interior; es un eco de lo que se ha dicho en este planeta durante miles de años por algunos de quienes originaron sistemas de creencia. ¿Sabían que, en el ser humano intuitivo, la primera idea de quién era Dios, según se escribió y se organizó en los sistemas espirituales, fue “Dios está en tu interior”? Ustedes andan por la vida, tienen vidas pasadas, siguen regresando. Es la información original, y aquí está otra vez.
En resumen, para esta pequeña canalización, te digo: eres mucho más poderoso que lo que piensas. Eres un alma antigua que vive en un país donde no sufres hambre, donde puedes tener paz, puedes sonreír, y puedes estar alegre cuando lo deseas. Y en este planeta hay muchos que no pueden tener nada de eso. Sin embargo ellos conocen al Creador. Y meditan, y se sientan, y oran, y piden, y piden, sin saber que tú eres la respuesta. Si empiezas a proyectar la paz que tienes y pides, hacia todos los que la necesitan, de cualquier manera que la necesiten, la van a sentir. Ese es el nuevo ser humano. Ahora más que nunca antes. La red de conexiones multidimensionales entre las almas antiguas empieza a formarse. Significa que al juntarse, la consciencia de este planeta tiene una oportunidad, porque aquellos de ustedes que pueden crearla tan fácilmente podrán ayudar a quienes no pueden.
Es solo el comienzo de las nuevas clases de cosas que les estamos contando que ahora son posibles. Habrá más.
Esta noche quiero hablar sobre comodines (N.T. situaciones inesperadas) Cuáles ha habido en el pasado. Qué está ocurriendo ahora. Y hasta entonces,
Así es.
Kryon
Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro
Fuente: Manantial del Caduceo