Oración del discípulo en Unidad

image_pdfimage_print

DIVINIDAD,  VEN A MI

En este instante me entrego a Ti,

como instrumento físico para Tu tarea.

 

ENTRA  EN MI CUERPO

Te entrego mis ojos,

para que Tu mirada inunde de LUZ  a los hombres;

Te entrego mi lengua,

para que Tu palabra los colme de sabiduría y esperanza;

Te entrego mis oídos,

para que oigas el llanto de los necesitados y la risa de los niños;

Te entrego mis manos,

para que sanes a los enfermos y acaricies a todos los seres;

Te entrego mis pies,

para que camines por el mundo.

 

ENTRA EN MI CORAZÓN

Desde aquí, irradia AMOR a todo lo viviente:

Trasmuta deseos y pasiones, en sentimientos de alegría,

compasión, ternura y armonía.

 

ENTRA EN MI MENTE

Desde aquí, irradia Tu PAZ;

Disuelve todos los pensamientos negativos

que separan a los hombres de Ti.

 

TE AMO DIVINA FUENTE DE AMOR,

CON TODO MI CORAZÓN, MI CUERPO Y MI MENTE

MAS YA NO SOY YO, SINO TÚ EN MI

Y JUNTOS SOMOS EN UNIDAD.

Gracias, gracias, gracias, porque así ES.

 

Om mani padme hum 

Este mantra es un llamado a Tu Buda o Maestro Interior. Dice el Dalai Lama:

 

“Las seis sílabas, om mani padme hum, significan que en la dependencia de la práctica de un camino que es la unión indivisible del método y la sabiduría, tú puedes transformar tu cuerpo, habla y mente impura al cuerpo, habla y mente pura y exaltada de un Buda…”

 

 

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Martha perez dice:

    muchas gracias por tan bella pagina es hermoso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *