Oración e historia del padre Mario Pantaleo

image_pdfimage_print
Señor Jesús, me pongo en tu Presencia,
implorando la Gracia de la sanaciòn.
De la sanaciòn fìsica y espiritual.
Te pido el Espítitu Santo  para que con su fuego abrasador,
me purifique, para que pase derramándose,
para que pase sobre todo mi Ser y así santifique mi cuerpo,
mi Alma y mi corazón, haciendo nuevas todas las cosas en Mí.
Señor concédeme tu Misericordia,
la gracia de la sanación interior,
para que pueda Bendecirte y Adorarte siempre.
Amén.
Giuseppe Mario Pantaleo nació en Pistoia, Italia el 1 de agosto de 1915, de pequeño la familia se trasladó a Argentina donde intentaron algunos negocios que no prosperaron. Cuando era adolescente la familia retornó a Italia pero ya en él se marcaba claramente su vocación espiritual, ingresando con 17 años al seminario de Arezzo.

Diecises años más tarde, siendo ya sacerdote decide regresar a Argentina donde comienza su gran obra.En Buenos Aires se hace conocida su capacidad para diagnosticar y aliviar el sufrimiento físico y psíquico de las personas. A fines de los años sesenta esta virtud lo vuelve muy popular y la cantidad de gente que quiere entrevistarse con él torna difícil su permanencia en la Parroquia del Pilar. Entonces decidió con sus propios ahorros comprar un terreno en un barrio muy humilde en González Catán y comenzó a construir una pequeña casa.

A finales de la década del 60, conoce a Perla Gallardo, quien acude al Padre Mario buscando alivio a una enfermedad que los médicos consideraban incurable. Perla se cura y junto a su familia decide ayudar al Padre Mario en lo que era su sueño, construir una iglesia y una obra social en ese lugar.

Si te interesa ver más, hay una película sobre su vida llamada Las Manos, aqui te dejo el link para verla completa

Pelicula LAS MANOS

“Todos vamos al médico para sanar las dolencias del cuerpo. Pero pocos tratamos de mirar hacia adentro. El cuerpo es finito, el espíritu es inmortal ¿Cómo se cuida el espíritu? La respuesta es sencilla y a la vez muy profunda: orando” P.Mario Pantaleo

 

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. yiurancy dice:

    Verónica gracias por compartir este mensaje, la película es muy bella y conmovedora.Gracias por existir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *