Paciencia y tolerancia

image_pdfimage_print

Algunas veces sé que escribo guiada teniendo como objetivo responder de manera amplia y pública a preguntas o comentarios que me hacen por mensajes privados. Otras veces, cuando dejo que el mensaje brote en las yemas de mis dedos deslizandose en mi teclado para adentrarse en este espacio virtual, comprendo que escribo para escribirme.

Que comunico y busco expresar lo que siento-pienso de la forma más honesta, y también sé que en algún punto, aún cuando yo no sea consciente del proceso que lo desencadenó, me sirve para sanar mis propias emociones, me ayuda a limpiar en mí profundamente esas cositas que quedaron en el subconsciente. Entonces me digo: Bendigo lo correcto y perfecto en esto. Lo siento, perdóname por haber atraido esta realidad. Permíteme cambiarla entregándolo a Dios. Te amo, profundamente te amo. Gracias, gracias, gracias, porque está hecho.

Hoy, entonces, escribo desde esta última visión, y me hablo a mí misma cuando te digo:

Sé paciente. Sé tolerante.

Te propongo hoy sostener la paciencia como principio en tu relación con cada uno, empezando contigo.

Si no somos tolerantes y pacientes con nosotros, cómo podríamos serlo con los demás?

No confundas paciencia con pasividad. La paciencia es el arte de la paz interna, actúa pacientemente aquel que por más adversa que le resulte una realidad no pierde la calma, perseverancia y tranquilidad son sus cualidades hermanas.

No confundas tolerancia con tontera. La tolerancia es la cualidad de aceptar que los demás son otros, que tienen sus propias experiencias, ideas, sentimientos, acciones y reacciones. Aceptar la diversidad y permitirse flexibilidad no es ser tonto, sino amplio en tu manera de actuar.

Recuérdate a ti mismo que algunas cosas buenas y bellas toman tiempo,  a veces son la suma de muchos factores y son producto de un camino a recorrer… Permanece abierto a la posibilidad de que haya cambio de planes, incidentes inesperados, reconoce que las personas todas estamos en plena etapa de despertar, de recordar y aprender, y que cada uno ve la vida a su manera. La gente no suele hacer las cosas para hacer daño, sino que no es consciente de lo que puede generar en los demás, y a veces una palabra o gesto puede ser malinterpretado, ignorado o tergiversado.

Feliz y plácido día, con toda la paciencia en ti! Bendiciones siempre, Verónica Heiland (c)

 

 

 

También te podría gustar...

10 Respuestas

  1. MarceB dice:

    Gracias veronica me llenas el alma!te quiero!bendiciones bendiciones bendiciones!!

  2. Beatriz Diaz dice:

    Gracias, muchas gracias!!!

  3. Rosaura dice:

    Gracias! el mensaje me llegó “como anillo al dedo”. Bendiciones quintuplicadas.

  4. teresita dice:

    Muchas gracias !!!

  5. ROCIO dice:

    Infinitas gracias gracias gracias. Muy apropiado y llegar al manejo de tolerar es un trabajo importante diario. Abrazos

  6. icel dice:

    Gracias Vero…como siempre exacta en la oportunidad!!!

  7. Alvaro Alvarez dice:

    Gracias Vero. Bendiciones

  8. Lilia dice:

    Gracias, en estos días me he asombrado encontrándome intolerante con la gente en general, y me he dado cuenta y no entiendo el por qué, ya que suelo ser tolerante, pero en fin, estoy trabajando en ello y espero lograrlo, un abrazo

  9. Manuela dice:

    muchas gracias, un mensaje que me llego en este momento especial,. que estoy con mis padres y una tia que superan los 80 años, que importante es saber y ampliar nuestra paciencia y tolerancia. El Universo te retribuya todo lo bueno que nos entregas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *