Principios del Yoga

image_pdfimage_print
Cada escuela filosófica o tradición religiosa tiene ciertos principios que pretenden orientar la ética de sus practicantes. Así como en otro artículo les he compartido los Principios de Reiki, que me ayudaron a cambiar mi vida armoniosamente, hoy les comparto estos principios del Yoga.
Estos se dividen en dos grandes grupos, el primero (Yamas) en relación con el mundo que nos rodea, y el segundo (Niyamas) dirigido a la práctica en UNO mismo.
Les dejo aquí parte del artículo de un lindo blog de yoga http://vasatiyoga.blogspot.de
1. YAMAS: Son condiciones éticos y morales, para vivir en sociedad, significa autocontrol, pero no limitante y si para aprender a dirigir la energía de manera conciente para que estas no se dispersen. Se dividen en 5 aspectos:

  • Ahimsa: No violencia.

Es el principio fundamental para vivir con el resto, tiene relación tanto con la agresión fisica, como verbal y de pensamiento, es una actitud de amor hacia todos los seres creados, incluyendo animales y naturaleza ya que todos somos hijos del mismo creador.

  • Satya: Verdad.

Se debe siempre hablar con la verdad, vivir la verdad en nuestros pensamientos, valores, palabras y actos. Este principio significa ser verdadero con nuestras promesas hacia nosotros, con otros y con Dios.

  • Asteya: No robar.

Este principio abarca no solo lo material, va más allá de eso, no se debe robar el tiempo, ideas, energía de otras personas, ni los recurso de la Madre Tierra, estamos en esta vida para compartir y entregar.

  • Brahmacharya: Control de los sentidos.

No se trata de una negación, más bien de tener control y conciencia de los sentidos para controlarlos y así liberar al cuerpo y mente de su dominio.

  • Aparigraha: No codiciar.
Es estar contento con lo que se tiene o no se tiene, significa no querer y abarcar más de lo necesario, vivir con moderación y simplicidad.

 
2.NIYAMAS: Son pautas espirituales, para llevar una vida disciplinada, llena de paz y equilibrio. También se divide en 5 aspectos:

  • Saucha: Pureza.

De cuerpo, mente, corazón y pensamiento, significa pureza a todo nivel, el cuerpo es un templo que guarda la divinidad del ser, es necesario que se tenga conciencia de lo que se entrega al él, lo que se come, oye, ve y piensa debe llenar nuestro cuerpo de pureza.

  • Santosha: Satisfacción. 

Actitud de gratitud, aceptar positivamente todos los acontecimientos de nuestras vidas, se debe aceptar más y esperar menos.

“La expectación es la madrea de la frustración y la aceptación es la madre de la paz y la alegría”

  • Tapas: Austeridad.

Para acumular y no malgastar las fuerzas y energías, ya que conduce al agotamiento, enfermedades y envejecimiento.
Tapas implica proponerse una disciplina y seguirla con perseverancia, para logar un dominio del cuerpo y mente.

  • Swadhyaya: Estudio Sagrado.

Significa el estudio de los textos sagrados o literatura espiritual, algo que inspire la vida y mantenga la mente pura, también significa un estudio de uno mismo, el principal camino a la espiritualidad es conocerse, mientras más se conoce al ser interior más aptos se está para enfrentar los miedos y egos que nos impiden avanzar hacia la paz mental e interior.

  • Ishvara Pranidhana: Devoción y entrega a Dios.

Vivir y dedicarse a ÉL, para encontrar la paz y sentido a la vida, aceptar su voluntad, sea cual sea la situación que nos toque vivir.

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. yisela dice:

    gracias por mantenernos en guia agradecida veronica

  2. Silvia dice:

    hola Veronica, en cuanto al último aspecto, yo tengo como creencia que Dios quiere siempre nuestra felicidad y deseo seguir creyéndolo, sin embargo ya contigo son 3 personas de creencias distintas que afirman que Dios nos manda pruebas o por lo menos eso entendí cuando colocas “aceptar su voluntad,sea cual sea la situación que nos toque vivir.”

    • Verónica Heiland dice:

      en primer término me gustaría aclarar, tal como lo expreso en este post, el artículo NO es mío, sino de un blog cuyo enlace cité.
      Ahora bien, mi posición en esto es muy diferente en este sentido: para mi, y lo escribo permanentemente, Dios no está allí afuera juzgandome ni poniendome zancadillas o pruebas de valor. Dios está en mí. En tí. En la nube, en el sol, en la hormiga del jardín. Dios ES y ESTÀ en cada átomo de la creación. Soy yo misma quien elijo mis aprendizajes. Soy yo misma quien me limito o crezco. Cuando acepto y reconozco a Dios en mí, me expando, solo puedo vibrar en gratitud y amor. Cuando olvido su Presencia en mí, el miedo a través del ego domina.
      Así que ya ves, realmente Dios para mi, en mí, solo desea mi plenitud.
      Las creencias son solo eso. Quienes prefieran creer en un Dios que los prueba permanentemente está bien también, es SU creación de la realidad.
      Abracitos de luz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *